CONSTELACIONES FAMILIARES, DÓNDE CURAN EL ALMA FAMILIAR…

La primera vez que escuché nombrarlas fue hace unos años, cuando me integré en el mundo del Coaching y la PNL. Recuerdo que me sonó entre mágico y curativo…

Las Constelaciones Familiares es el nombre dado a la terapia desarrollada por Bert Hellinger. El método se basa en una escenificación teatral en la que la persona que desea constelar para resolver un tema o conflicto, elige a unos representantes, para que asuman el papel de los distintos miembros involucrados en dicho conflicto. Pero es mucho más que teatro, expresión corporal emocional o psicodrama. Situados en un escenario metafórico, los representantes entran en contacto con al campo morfogenético del grupo familiar, que vendría a ser a nivel cuántico, una biblioteca con la historia familiar.

Este fin de semana he asistido a uno de estos talleres de Constelaciones Familiares en el Institut Integratiu. El constelador, Jorge Llano, es discípulo de Claudio Naranjo y fundador de Terapia Gestalt Colombia. Todo un maestro con sabiduría ancestral.

No quiero relatar las constelaciones que presencié, pues pertenecen a la historia familiar privada de las personas que constelaban, pero si quiero hablar del dolor, la autoexclusión, el poder curativo del perdón, la aceptación y el amor.

Me sorprende cada día comprobar cuanto dolor llevamos cargado en nuestras mochilas. Pesada carga de dudosa procedencia, llevamos resignados a nuestras espaldas para no enfrentar lo que suponemos un miedo mayor. Jorge Llano le llama “enfrentarse al diente de sable”. Me fascinó la expresión. Como experta en Comunicación, en mi eterna búsqueda de un “esperanto” que ayude a traducir y conectar el vital y sabio lenguaje del inconsciente, al lenguaje racional que nos gobierna hoy en día, la expresión me pareció sencillamente brutal…

Es de todos conocido que perdonar sale más barato, tanto a la víctima, como al verdugo perdonarse a sí mismo… También sabemos que aceptar es el camino más rápido para traspasar el dolor… Finalmente, conocemos que el amor es el contrario del miedo y que el amor, es un “curalotodo”…

Pero, inconscientemente, nos autoexcluimos de ese elixir curativo que es el amor, cuya principal dosis, se ha de aplicar primero a uno mismo…

El aprendizaje vital que hoy quería compartir con mis héroes y heroínas es que durante su viaje interior, cuando tengan un problema, una crisis, una enfermedad, etc… evitarla, mirar hacia otro lado, regodearse en el papel de víctima, es sin lugar a dudas, dar tu comida al “diente de sable”, hacerle más fuerte, mientras vas debilitando tu poder interior y tu dignidad para enfrentarte a él…

Para aceptar hay que ser muy valiente y dejar atrás la mentira, el secretismo, la vergüenza y el sentimiento de culpa propio y heredado…

Si cada uno de nosotros, héroes y heroínas, limpiamos la mochila que nos ha tocado cargar en este viaje, los dientes de sable se extinguirán por inanición y convertiremos este mundo en un lugar donde nuestros hijos puedan amarse en total libertad.

πlar

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a CONSTELACIONES FAMILIARES, DÓNDE CURAN EL ALMA FAMILIAR…

  1. Elena dijo:

    Pilar, primero gracias por compartir tu experiencia.
    Segundo, bienvenida al maravilloso mundo de las constelaciónes, aunque tú simplemente has recordado, porque ya estabas en él. Ahora a disfrutarlo muchísimo y a seguir compartiendo.
    Un abrazo enorme
    Elena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s